Estás en el lugar indicado si te gusta viajar por el mundo. Este es el blog de la gente que le gusta conocer el mundo en bicicleta. Ya son casi 3 años pedaleando para inspirar a otros a ser libres.

17 de julio. 'Llamada General'. ETIOPIA, AFRICA.

Exhausta por la orografía montañosa de Etiopía y después de una jornada de diez horas pedaleando contemplo con emoción la primeras casas de Kombolcha. La gente, al contrario que en otros sitios, me da la bienvenida amablemente sin acosarme. Pregunto varias veces por el Kombolcha Wine Hotel que he elegido en la guía Lonely Planet editada en 2006 que llevo en mi nueva tablet Prestigio de 8'. Como nadie conoce el sitio pongo en marcha la operación "Llamada General", que en el mundo de la navegación oceánica  la ejerce la autoridad marítima por radio VHF o digital, y en  Etiopía la lleva a cabo una servidora con su bicicleta. Esta operación de emergencia consiste en detener el velocipedo en un lugar de la cuneta alejado del bullicio, cuesta abajo y libre de seres humanos (un gran reto en un país con mas de 80 millones de habitantes) y esperar diez minutos. A los cinco minutos comienza la aproximación de fulanos desde zonas colindantes  ( Kombolcha es una excepción porque los ciudadanos parecen mas acostumbrados a la raza blanca, si no el tiempo habría que reducirlo a pocos segundos). A los diez minutos una decena de personas se agolpa a mi alrededor a una distancia de 10 cm de mi nariz permitiéndome aspirar sus alientos e incluso adivinar lo que acompañaron con la injera (pan etiope ) ese día. La segunda parte de la operación es sonreír hasta que los labios, cuarteados por el frío, sangren,  al tiempo que me desplazo con Roberta entre mis piernas un metro para abrir el circulo unos centímetros y evitar que la falta de espacio vital de lugar al hurto menor de lo ajeno, osea, de lo mio. Entonces comienzo con mi HELLO GUYS HOW ARE YO U DOING? ANYONE OF YOU SPEAKS ENGLISH? en plan animadora sociocultural. 

Me desplazo otro metro para evitar el compactado corporal sobre mi persona, movimiento que siguen al compás como un todo unido por una fuerza poderosa. Entonces siempre, siempre, siempre, uno de ellos levanta la mano con una sonrisa y se ofrece voluntario. Le pregunto en un ingles muy básico por la ubicación del hostal para mochileros. No tiene ni idea pero lo bueno de la llamada general no es el traductor, sino el paquete humano que viene con el. Aquí comienza a moverse el engranaje de la maquinaria informativa a la vieja usanza de preguntas y respuestas, discusiones, carcajadas y algún que otro enfrentamiento, donde todos participan y todos tienen algo que decir, escena que dura de diez a quince minutos, si hay suerte. Agotado el tiempo, el traductor se dirige a mi para indicarme que estoy en el extrarradio de Kombolcha y que el lugar que busco se halla próximo al centro del pueblo. Es decir, que debo pedalear dos kilómetros mas. Me despido de todos y cada uno con un estrechón de manos mientras me deshago en halagos y me muevo unos metros hacia delante para ir cogiendo carrerilla, fácil al estar cuesta abajo, y lanzarme a la carretera por sorpresa.

About SOLAENBICI CRISTINASPINOLA

Con la tecnología de Blogger.