Estás en el lugar indicado si te gusta viajar por el mundo. Este es el blog de la gente que le gusta conocer el mundo en bicicleta. Ya son casi 3 años pedaleando para inspirar a otros a ser libres.

18 Julio. When I find myself in troubles... Parte II

'Como puedes no creer en Mother Mary?' - Apuro la injera con los restos de salsa de Shiro Bozena cuyo picante me humedece continuamente la  nariz y los ojos y miro a aquel ser pequeño y oseo ruborizandome sin control. Como explicarle que perdí la fe Cristiana a los quince anos y que solo ahora, subida en una bicicleta, a mis 44 anos, he comenzado a notar la presencia de un poder que esta por encima de todas las cosas... Que no creo en la mayoría de los dogmas y doctrinas de la Iglesia Católica Apostólica Romana, entidad que tampoco me creo, pero si reconozco a Dios y a Jesucristo. Como puedo apostar por una Santa Sede que no admite el sacerdocio de las mujeres y rechaza el uso de la píldora? One World me explica que ha sentido la presencia de la Virgen María en los peores momentos de su vida y me exhorta para que crea en ella porque el ha comprobado su poder. La extrema veneracion por la Virgen María es un rasgo característico de la fe de los coptos etiopes, Cristianos desde el principio del Cristianismo. Me dice que esta dispuesto a demostrarme el poder de la Santísima Trinidad y me trae un cucurucho de papel con tierra roja bendecida procedente de un monasterio de Debra Brahim. 'Debes mezclar un pequeña porción de barro con agua y aplicarte la solución en la parte del cuerpo que mas te duela; veras como en pocos días sanaras'.

A estas alturas del viaje mi único y gran problema de salud es consecuencia directa del estreñimiento por déficit alimentario, ante la ausencia de frutas y verduras en la dieta y el calor, la humedad y la presión contra el sillín de la bicicleta. Así que por la mana me aplico una cataplasma del barro santificado escrupulosamente  en la zona anal, con todo el respeto del mundo,  y el anhelo porque lo sobrenatural termine con mi sufrimiento diario, ya que la medicina convencional ha sido inútil allá abajo hasta ahora. Pero después de tres días las hemorroides no hacen sino crecer y cuando llego a Lalibela pedalear se me hace imposible. Pese a todo persisto hasta hoy en el ritual cotidiano de la mezcla de barro y sigo esperando estoicamente que se produzca un milagro.

About SOLAENBICI CRISTINASPINOLA

Con la tecnología de Blogger.