Estás en el lugar indicado si te gusta viajar por el mundo. Este es el blog de la gente que le gusta conocer el mundo en bicicleta. Ya son casi 3 años pedaleando para inspirar a otros a ser libres.

armenia

19-21 Abril. Cali y el Loro que Grita "Marika".


Fotos Marika Latsone
Sigue mis locuras en Facebook y Youtube !!
Follow my ENGLISH BLOG !!
Libro "Taller de Felicidad"

Momento en el que entramos en Santiago de Cali el 21 de abril. Marika, como siempre, posando para la foto :D

La hospitalidad va más allá de la posesión material y de proveer al huésped de alojamiento y comida. No es invitar a la gente a tu casa perfecta, sino invitarlos a tu imperfecto corazón. La hospitalidad es espiritual, no es física. Nadie te recuerda por lo que tienes, dices o haces, sino por cómo les haces sentir. 
Después de 100 km, te agarras hasta a las farolas... Cali, 21 abril.

En la cultura hindú, un huésped es como un dios; debe ser tratado como tal y no sólo a nivel físico. La hospitalidad en esta cultura se basa en hacer sentir mejor consigo mismo al huésped cuando abandona el hogar. En la cultura mexicana ocurre lo mismo. El huésped es lo primero, lo más valioso, lo prioritario mientras esté bajo el techo propio. 


Jajajajaja... la cara del tipo... 
Para un mexicano la hospitalidad es humanidad, no tiene nada que ver con presumir con lo que tienes y dar una imagen, tiene que ver con AMISTAD, CORAZÓN, hacerte sentir como en casa. Un mexicano o un hindú te darán todo lo que tienen para hacerte sentir bien mientras estés en su casa. Da igual el estrato social y económico. Para ellos donde comen dos, comen tres y hasta cuatro. Nadie te hará sentir mejor en su casa que un mexicano o un hindú. 
Bugalagrande, cerca de Tuluá, donde hacen el mejor CHOLADO del planeta. 

En Colombia no me he sentido así siempre, pero sí en ocasiones. Los contrastes son muy marcados dependiendo de la zona en la que te muevas. Es uno de los países más antagónicos que he visitado. La gente es totalmente diferente en un departamento o en otro. 

En Armenia nos aloja Hernán Catañeda, el hombre más amable y atento del mundo. Desde la primera vez que contactamos con él nos dimos cuenta que su hospitalidad era sincera y desinteresada, al igual que su compromiso. Lo único que le preocupa a esta alma de Dios es nuestro bienestar y felicidad. Pasamos una semana en la capital de Quindio porque Marika arrastra una gran gastroenteritis desde la subida al Alto de La Línea. No sabemos el motivo, pero yo sospecho que tiene que ver con la Chikungunya y sus cameos espontáneos en el escenario desde que contrajo esta enfermedad en Guatemala hace unos seis meses. Al parecer, los síntomas van y vienen como las olas del mar durante uno o do años. Gracias a Dios contamos con la colaboración desinteresada del doctor Alejandro Palomino de Bogotá que nos atiende por teléfono cada vez que lo necesitamos.Tras una semana de tratamiento con Metronidasol para infección intestinal, Pangetán para no irse por las patas para abajo, y suero oral en polvo, la letona REGRESAAAAA AL ASFALTOOOOO !!! :)
Un ciclista se une a la fiesta cuando sólo nos quedan 20 km para llegar a Cali. 21 abril.

Y el día 19 de abril a las 6 de la mañana rodamos por Armenia con la adrenalina por las nubes, tras una semana encerradas entre cuatro paredes. Mi corazón va a estallar de la emoción ante la proximidad de nuestro próximo y último gran objetivo en este gran país, Cali, la mítica ciudad más poblada del suroeste de Colombia. Y cuando nos disponemos a abandonar la urbe también cafetera con destino a Sevilla, la capital cafetera de Colombia, a Marika se le rompen los cambios de su bicicleta. Así es la vida del ciclista... Siempre a merced del azar. 

Entre la debilidad de la letona y la ausencia de cambios para subir puertos pronunciados, decidimos a última hora acortar el itinerario y esquivar Sevilla. Optamos por lo fácil y decidimos optimizar esfuerzos eligiendo Tuluá como próximo destino. La autopista que une Armenia con Tuluá es prácticamente plana y dispone de amplios arcenes, pese al gran tráfico de trailers y camiones (características idóneas cuando se viaja con un solo cambio) y la distancia, unos noventa kilómetros. Avisamos a nuestros anfitriones Warmshowers en Tuluá, los Mena, que se muestran muy comprensivos y nos dan a entender que no hay ningún problema. En cuestión de 4 horas estamos en la ciudad ubicada en el centro del Valle del Cauca. Afortunadamente, todo sale bien y podemos hacer frente a dos problemas fundamentales: la enfermedad de Marika y una avería grave que requiere asistencia técnica especializada y repuestos determinados, difíciles de encontrar en cualquier parte. 

Siempre vamos a encontrarnos problemas en la vida, lo importante es afrontarlos con paciencia y proponernos nuevos retos a partir de ellos. 


El doctor Carlos Mena nos despide en la puerta de su casa. 21 abril.

En Tuluá los Mena nos hacen sentir como sus propias hijas, y eso que están acostumbrados a recibir a ciclistas. Carlos, Graciela, Carol y Camilo entienden la hospitalidad como los mexicanos o los hindúes. 


Problemas de ciclistas! ... Cuando te sacan a pasear en coche...
Te miman, te quieren, te hacen sentir bien, comparten su cultura, su gastronomía (no sólo la pasión por el ciclismo), te hacen reir (y llorar en la despedida), conversan contigo porque quieren conocerte, te presentan a sus amistades porque te quieren incluir en sus vidas, quieren tu amistad, sin otro interés... la auténtica esencia de la hospitalidad, el verdadero espíritu Warmshowers



A Carolina Mena no le gusta nada el ... CHOLADO !

Camilo y Carol Mena son ejemplares. Camilo estudia su último año en la universidad en Cali pero visita a su familia los fines de semana. Es, como decimos en España, un "echao palante", un guerrero, no le da miedo nada y se lanza a todo. Además, es evidente que es muy sociable y se asegura en todo momento de que no nos falte nada. El pequeño de la familia es un encantador de serpientes con un gran sentido del humor, además de un atractivo propio de una estrella de cine adolescente. 

Carol es una relaciones públicas con un corazón de oro. La primera mujer colombiana que conozco con los ovarios bien puestos y sólo tiene 25 años. Le hace frente a todo y hace gala constantemente de un gran arrojo e iniciativa. Creo que hacen falta más mujeres con este carácter en Colombia porque estas mujeres luchan cada día, sin proponérselo, contra la gran enfermedad colombiana, el machismo monumental. Con 25 años es ingeniera y trabaja en obras viales, dando órdenes a obreros de la construcción con el machismo impreso en la frente, haciéndose respetar a diario, sin demasiado esfuerzo ni desgaste mental. Ella es así, es un ser fuerte que no viene de serie de fábrica, es una edición limitada...


Y ahora, una rima: Qué pena despedirnos de Carolina Mena... :D

Y no hay que olvidar al loro Margarita, que se "sienta" en la mesa a almorzar como uno de la familia, al tiempo que repite "Marika" cada 30 segundos, para sorpresa y honra de mi compañera de aventuras. Picoteando a cualquiera que se acerque a su preferida, Carol, porque la puñetera lora es más posesiva y territorial que Napoleón Bonaparte. Como comprenderán, con unos anfitriones así y este panorama, somos incapaces de quedarnos sólo una noche en Tuluá y alargamos nuestra estancia una noche más.


La lora Margarita un día se escapó y regresó hablando varios idiomas.

El 21 de Abril entramos en Santiago de Cali antes de lo previsto. No sé si por lo fácil del trayecto, sin viento, plano y con amplios arcenes, o por la motivación que genera el que te hagan sentir bien en un sitio.

La entrada a Cali es muy complicada... con accidente incluído, pero eso es otra historia y queda para el próximo post... Gracias por leerme y disculpa si he herido tu sensibilidad en algún momento. Recuerda que puedes comentar más abajo y que todas las opiniones son bienvenidas menos los insultos. :D

Fotos Marika Latsone
Sigue mis locuras en Facebook y Youtube !!
Follow my ENGLISH BLOG !!
Libro "Taller de Felicidad"

About SOLAENBICI CRISTINASPINOLA

Con la tecnología de Blogger.