Estás en el lugar indicado si te gusta viajar por el mundo. Este es el blog de la gente que le gusta conocer el mundo en bicicleta. Ya son casi 3 años pedaleando para inspirar a otros a ser libres.

23 de Octubre. Caribe Dream.

La familia de Anais nos espera en la puerta de la casa escondida en la selva de Peanshurst, poblacion comprendida entre la ciudad de Limon y el rio Sixaola. Nos recibe con una hospitalidad que echo de menos desde Mexico. Julia, la prima de Anais nos sirve gallo pinto huevos estan de vicio. 

Comemos como lobas las tres mientras contamos anecdotas del viaje a la entregada y adormecida familia. Media hora despues roncamos como una Harley Davison. 


A la manana siguiente no me puedo ni mover. Siento que me han metido en la centrifugadora dos veces y Anais, que es ademas la conductora, se levanta como si nada la primera y a los cinco minutos ya esta preparando el desayuno junto a su nuestra anfitriona en el Caribe, Julia. 

Llegamos a duras penas al desayuno y nos introducimos en el amado Jeep otra vez para recorrer la costa del extremo oriental del pais.





Visitamos las paradisiacas playas de Puerto Nuevo, Cocles y Punta Uva en Cahuita, y en esta ultima nos quedamos disfrutando de su arena blanca y de sus tranquilas aguas protegidas por un arrecife, a la sombra de unos cocoteros. 

Seguimos hacia Manzanillo y visitamos el mirador para seguir deleitandonos con una sobrecogedora vista del Mar del Caribe teñido de cobre al atardecer en Punta Manzanillo.





El viernes visitamos el Parque Nacional Cahuita, una de las areas de mayor belleza escenica de Costa Rica por sus playas de arena blanca, su gran numero de cocoteros, su mar azul turquesa y su arrecife de coral. 


Foto: Marika Latsone
 El parque se encuentra dentro de la zona de vida parque tropical humedo y posee varios habitats importantes, como el bosque pantanoso, el bosque no inundado y la vegetacion del litoral.


 Las garzas describen circulos en el cielo cuando salimos del bosque para encontrarnos con el mar y los perezosos se mueven tan despacio que hay que detenerse bajo los arboles durante minutos y en silencio para notar que existen.







Dos mapaches corretean entre los arboles a nuestro paso mientras las mariposas rhopaloceras describen circulos en el aire. 



Caminamos con parsimonia, respirando profundamente el aire de la jungla que se mezcla con el salitre caribeño, deteniendonos continuamente para observar en silencio a los tucanes y a los guacamayos salir espantados, tomando fotos a todo lo que se mueve y a lo que ni se inmuta, dandonos tiempo para llenarnos de naturaleza y establecer una relacion de simbiosis con ella para sentir cierto retorno a los origenes.


About SOLAENBICI CRISTINASPINOLA

Con la tecnología de Blogger.