Estás en el lugar indicado si te gusta viajar por el mundo. Este es el blog de la gente que le gusta conocer el mundo en bicicleta. Ya son casi 3 años pedaleando para inspirar a otros a ser libres.

11 Noviembre. "Jaque Mate" EN MALASIA.

Otra vez el potente motor de una motocicleta irrumpe en medio de la noche. El haz de luz es directamente proporcional al ruido. La maquina desacelera su ritmo cuando alcanza mi posicion. Mala senal. Me quedo mas tranquila si oigo que alguien la hace revolucionar, muestra de que se dispone a adelantarme. Continuo pedaleando como si nada ocurriera. Dos hombres en una moto de gran cilindrada se me aproximan. Eh you! Where are you going? No puedo distinguir sus rostros en la oscuridad, pero a juzgar por el tono de voz del que habla y las intermitentes risas del conductor parecen jovenes. Procuro eludir la pregunta . “I am fine, guys, thank you. No worries. Still trying to enjoy a night ride in the middle of the jungle”. Pero no se quedan satisfechos y siguen hostigandome. “Yeah, yeah.... But …. where are you going”? _ “I dont remember the name of the place.... too bad memory for Malasyan names, dodes... - Contesto - Sorry about that... If you don't mind, I would like to keep cycling alone”... _ Pero mi demanda les entra por un oido y les sale por el otro. No dejan de reirse... e insisten en preguntar “Where are you going?” repetidas veces.

Algo dentro de mi abdomen vuelve a paralizarse dejandome sin respiracion. Vuelvo a sentirme como un gato encerrado sin escapatoria. Vuelvo a pedalear como alma que lleva el diablo. Intento no dar muestras de que estoy aterrorizada, un remedio que me ha salvado en muchas ocasiones. Paso a la siguiente fase disuatoria y endurezco mi tono. _“Ok.... guys... I had enough with you two... I WANT TO CYCLE ALONE, SO PLEASE LEAVE ME ALONE”_. Parece que la estrategia surte efecto porque me adelantan y prosiguen su marcha. Respiro profundamente una vez mas, pero no estoy tranquila porque se que podrian detenerse mas adelante o, en el peor de los casos, tenderme una emboscada. Aquellos dos quieren claramente divertirse conmigo esta noche.

Efectivamente, minutos despues doy una curva y diviso una sola luz de vehiculo. Se que son ellos. Se que me estan esperando. Me invade el panico de nuevo, pero intento controlarme, procuro controlar la respiracion. No pueden percibir que tengo miedo, porque entonces estaria acabada. Es como enfrentarte a un animal salvaje con miedo, el lo percibe inmediatamente y eso le da a entender que no tienes posibilidades, que eres una rata acorralada esperando tu muerte. Me siento como una raton aterrorizado perseguido por dos hambrientos gatos, pero no puedo dar la minima muestra de lo que me pasa por dentro si pretendo salir de esta.

No se si detenerme metros antes, coger el machete y seguir pedaleando con el machete en la mano y el cuchillo de submarinismo atado en la pierna. Pero la oscuridad es tal que los individuos no verian ni uno ni otro, y el machete seria un obstaculo en la conduccion, en caso de que la situacion empeorase. No, el pedalear como Juana de Arco a lomos de su caballo sosteniendo una espada no me llevaria a buen puerto. No se me ocurre otra cosa que pedalear lo mas rapido posible como si nada pasara para no darles la minima senal de que estoy huyendo y tengo el miedo en el cuerpo. Como era de esperar, cuando me aproximo los tipos arrancan de nuevo el motor y continuan la rutina, el hostigamiento en paralelo.

Ahora el discurso del copiloto, que es tambien el lider, se vuelve lascivo e irrespetuoso. Parece de mayor edad que el piloto, que controla la maquina bajo su batuta. “Where are you going, eh... fucking bitch? Eh? You don't wanna tell us? You wanna be fucked, eh …. We can fuck you both of us..._”. Sus sucias palabras retumban en mi cabeza con efectos especiales de eco. Ahora mi situacion no es comprometida, es jodida. Ahora he visto claramente las cartas del oponente y conozco sus intenciones. Siento el 'jaque' en el alma que me hace estremecer. No hay lugar para la duda o la incertidumbre por primera vez en mi viaje. Veo el futuro negro como la noche mas tormentosa del mundo claramente en mi cabeza. Mi mente se ausenta por momentos mientras el hombre continua su ristra de agresiones verbales. En pocos segundos las mejores imagenes de mi periplo se suceden en fotogramas por mi mente, como una pelicula. Fotografias de mis mejores momentos en Sudafrica con los Tracy, en el Lago Malawi con Allan, recientemente fallecido, en Tanzania con John, en Kenya, con los Galiana, en Etiopia con Nadine, la magia de La India y su gente, mi familia adoptiva de Nepal, los Bharat, transitan en mi mente como una sesion de cine, con el bullicio de fondo de una voz masculina lejana e ininteligible. No quiero entenderlo, en realidad no quiero estar ahi y mi subconsciente intenta complacerme.

De subito una mano resbala por mi muslo y se introduce en mi entrepierna. Vuelvo inmediatamente a la realidad para deshacerme de los intrusos con un manotazo que nos hace tambalearnos a ambos. Ahora rien con mas enfasis, como si comenzaran a disfrutar realmente del juego. Pedaleo en zig – zag invadiendo el sentido contrario, pero no funciona con la motocicleta y ahora les divierte mas el juego, que posiblemente ven como un desafio con algun nivel mas de dificultad, como un video juego. Consiguen aproximarse lo suficiente para que el copiloto extienda sus sucias manos y me manosee el pecho en dos segundos. Doy un grito de rabia que retumba en la selva. Quiero darle una patada a su motocicleta para separarlos de mi pero la iniciativa me haria perder el equilibrio.

La ira me invade de tal forma que solo siento deseos de matarlos. Dios, por que cono no habre comprado un maldito revolver antes? Eso es... un revolver... les dire que llevo uno a ver que pasa. Hago como si extrajera algo de debajo de la camiseta a la altura de la cintura y lo sostuviera con mi mano izquierda, la mano mas alejada de su posicion, de tal forma que no pudieran distinguir claramente lo que es en la oscuridad. En realidad es el spray de pimienta que he extraido con anterioridad de pannier Ortlieb delantero, pero lo oculto entre la mano y el manillar. Entonces endurezco mas mi tono, dejo salir toda mi rabia y les grito “ You wanna die tonight, fucking people?. I did not want to do this, but I have to...I have got a gun right here” - hago un movimiento con la mano izquierda en senal de portar un misterioso artefacto- .... Silencio.

La medida es disuasoria por minutos. El tono de su discurso vuelve a cambiar. Ahora no me insultan pero siguen circulando en paralelo, parecemos un maldito sidecar surrealista... el sidecar de Tom y Jerry. Su silencio le delata. Ahora se lo piensan. Pasamos bajo el haz de luz de una solitaria farola a pie de carretera que no pinta nada en medio de la selva, como yo, pero que me da la posibilidad de verles las caras a mis enemigos y echar un rapido vistazo a la motocicleta que conducen. Los hijos de puta conducen una moto de gran cilindrada de tonos oscuros y amarillos. El piloto parece mucho mas joven que el copiloto, que debe rondar los trenta y pico. De repente deciden irse otra vez, y aceleran el ritmo al tiempo que se despiden con un jocoso -“Ok..., bye, byeeeeee”.... - y se pierden de nuevo en la noche.

Ojala se estrellaran contra un arbol y quedaran fosilizados en su corteza con moto y todo, pienso. Vuelvo a respirar hondo, pero se que esto no ha acabado, se que no se han despedido en serio, lo intuyo, se que me van a esperar mas adelante, que se han tomado un tiempo para pensar, para reflexionar una estrategia, no se han tragado del todo lo de mi revolver, pero al menos con la mentira he ganado tiempo. Ahora yo tambien voy a pensar como salir de esta.

Decido no pedalear mas. Detenerme y esperar a que pase otro vehiculo. No puedo permitirme encontrarme a estos dos de nuevo, es demasiado arriesgado, ahora que ya se que sus intenciones no son solamente jugar conmigo. No puedo esconderme en la selva porque el agua que ha dejado el monzon separa la carretera del bosque; intentar introducirme en la jungla anegada con toda mi equipacion no es buena idea con pauperrima iluminacion. Tampoco se que animales me voy a encontrar alli, aunque esto ultimo me da un poco igual, llegados a este punto. Prefiero enfrentarme a un tigre que a estos dos hijos de la gran puta. Al menos un tigre es noble y, si me ataca, es obedeciendo a su mas puro instinto de superviviencia. Pero estos dos quieren satisfacer sus ansias de poder, sus frustraciones infantiles y taras psicologicas violando a una mujer para sentirse mas hombres. Curioso, agreden a una mujer sola entre dos y se sienten poderosos. Si yo me dispusiera a agredir a otro ser humano mas debil y necesitara de un asistente me sentiria un jodido gallina cobarde. Sospecho que tampoco es la primera vez que lo hacen, al menos el copiloto . Su tono, sus formas, me transmiten cierto habito en estas lides. A saber a cuantas mujeres habra violado ese cabron.

Pero pasan los minutos y no aparece ningun vehiculo. El silencio y la penumbra son ahora mis aliados. Respiro profundamente el aire humedo y dejo que penetre en mis pulmones. Hace mucho calor pero yo no sudo solo por eso. Estoy sudando a chorros debido al estres y al miedo. Intento calmarme por quinta vez, pensar en alguno de los cientos de grandes momentos de este viaje, convencerme a mi misma de que si es hasta aqui donde debo llegar, estoy completamente satisfecha, me siento profundamente en paz conmigo misma y con el mundo, he experimentado la esencia de la vida en poco tiempo, el encuentro y reconciliacion con uno mismo y con la vida viajando y la felicidad que brinda el dar, el aportar algo, por muy pequeno que sea, a la Humanidad.

Oigo el rugido de una motocicleta que se aproxima por detras y diviso el haz de luz que enciende de nuevo la jungla. Me preparo para detener a quien quiera que sea y pedirle ayuda. Es mi unica oportunidad de salvacion. Pero el sonido del motor que se aproxima me resulta familiar. En pocos segundos diviso el faro de la motocicleta y advierto que son los mismos tipos. No entiendo nada. Deberia haberlos visto pasar en direccion contraria para que ahora se acerquen por detras. Entonces me doy cuenta de que probablemente hayan tomado un atajo para confundirme. Me subo a la bicicleta y comienzo a dar pedales como nunca lo he hecho. Me invade totalmente el panico. Cada vez estan mas cerca de mi y se que son ellos. Quiero gritar y pedir socorro, pero me contengo para evitar parecer una victima. En unos segundos los acosadores vuelven a circular en paralelo, insultandome y amenazandoe de nuevo. No los miro, me concentro en lo poco que distingo de la carretera y en pedalear controlando al maximo el equilibrio para no caerme y ser presa facil. Entonces noto que me agarran del brazo y me empujan hacia la cuneta. Pierdo el equilibrio y el manillar se me clava en el estomago. Voy a gran velocidad y vuelo por los aires. Trato de frenar el impacto con las palmas de las manos, que resbalan en el alquitran, al igual que mos rodillas. Estoy aturdida y no veo nada.

Mis agresores se han parado unos metros mas adelante y se aproximan caminando entre risas e insultos. Estoy en el suelo dolorida y busco a Roberta en la ocuridad. Noto un gran dolor en las palmas de las manos y en las rodillas, que se han humedecido. Aun en el suelo, saco el cuchillo de submarinismo atado en la pierna derecha de la funda y lo sostengo en la mano entre lagrimas. Los individuos estan a un par de metros cuando diviso una luz en la carretera. El suceso les distrae y aprovecho para dar un salto y correr carretera abajo en direccion a la luz. Corro y agito los brazos en medio de la via entre gritos. El vehiculo se detiene. Alguien se baja y sale a mi encuentro. Estoy temblando y le pido ayuda entre lagrimas. Veo su cara con el haz de luz. Es un hombre de rasgos chinos. Su tono es dulce y amable. -Ok, ok, miss, come down... what's going on?” -







About SOLAENBICI CRISTINASPINOLA

Con la tecnología de Blogger.